Análisis de tu Idea

Buenos días lectores, me alegra veros un día más por nuestro blog. Me gustaría daros la bienvenida a esta nueva categoría de emprendimiento. En ella vamos a hablar de como crear una empresa paso a paso.

Tengo una idea de negocio

¿Ahora qué? Bien, vamos a saltarnos todo el tema de papeleo y presupuestos, toca convertir nuestra idea de negocio en una empresa, ¿y qué mejor manera de hacerlo que haciendo un test de estrés? Sí señor, vamos a coger nuestra idea y llevarla al límite.

Pero antes… quiero contaros un pequeño adelanto. ¿Qué sería de un blog de emprendimiento sin un ejemplo de ello? Bien, pues aquí es donde yo me comprometo a hablaros de mi nueva empresa que estoy desarrollando.

Mi nueva empresa:

Voy a crear una marca de aceite gourmet. De siempre me ha gustado el aceite de oliva, es un producto que nunca falta en mi casa, y cuanta mayor sea su calidad, mejor. Algunos lo consideran oro líquido (es imposible mejorar esta definición), así que hago un llamamiento a mis lectores…

¡VAMOS A DESARROLLAR NUESTRA IDEA DE NEGOCIO!

Ya he presentado la mía, ahora me gustaría saber, ¿cuál es la vuestra? Estaremos encantados de poder comentar, desarrollar y apoyar nuestras ideas juntos.

Antes de convertir tu idea en una empresa

Bueno, vayamos a lo importante, una idea por sí sola no vale nada… efectivamente, NADA.

Como acabo de decir, una idea en nuestra cabeza vale 0, un lindo y redondito cero. Muchas veces pensamos que una idea debe ser muy compleja para que pueda triunfar e intentamos aparcar ideas básicas, pero esto es un ERROR. Lo importante siempre es solventar un problema y cubrir las necesidades de los consumidores.

Es importante validar si realmente existe un encaje entre problema y solución, y que tenga buena cabida en el mercado.

En esta primera entrada vamos a comentar diferentes preguntas que tenemos que cuestionarnos sobre nuestra idea. Parecen muy básicas, pero no dejéis ninguna atrás. Serán necesarias para estudiar nuestro producto. Quizás no podamos definirlas completamente, pero iremos perfilándolas con diferentes estudios que veremos en esta sección del blog.

¿Cómo saber si mi idea es viable?

Me gustaría que cogieses una hoja y fueses escribiendo estas preguntas y respondiéndolas:

  • ¿Qué producto voy a vender/ofrecer?

Una pregunta muy básica y que seguramente definamos del tirón, pero debemos tener muy claro nuestro producto. No quiero decir que sea al 100%, pero al menos una base estable.

  • ¿Qué características tiene y porque es interesante?

Es fundamental conocer a nuestra competencia y resolver posibles problemas que ellos no pueden resolver, o simplemente mejorar su servicio. Si, por lo contrario, no tenemos competencia, debemos saber por qué es atrayente nuestro producto y por qué podría llamar la atención. Sólo nosotros vemos nuestro proyecto de manera diferente, y tenemos que conocerlo bien, para poder mostrarlo al público de la misma manera que lo vemos nosotros.

  • ¿A quién se lo vamos a vender?

Es muy importante conocer bien a nuestro público objetivo. Estos serán quienes nos compren y buscaremos en nuestras futuras campañas y obviamente a quienes escuchemos para posibles mejoras. Sin un público bien definido, nuestro proyecto podría sufrir problemas de ventas o falta de audiencia, lo que nos conllevará serios problemas.

  • ¿Cómo lo voy a hacer?

Debemos tener muy claro cómo vamos a producir o desarrollar nuestro producto. Una mala gestión puede arruinarnos la idea o simplemente hacernos invertir más dinero del pensado. Por todo esto es muy importante definir bien desde un principio como vamos a realizar esto.

  • ¿Qué herramientas o medios vamos a utilizar?

Conocer bien la estrategia de ventas y como promocionar nuestro producto es fundamental. Por muy bueno que sea nuestro producto, si no es conocido, nadie lo comprará. Es mejor definir desde un principio un canal de ventas y las estrategias que usaremos para que nuestro producto empiece a sonar. Muchas ideas fracasan porque no sabemos cómo llegar hasta nuestro público objetivo, y otros aprovechan para hacerse con ella.

  • ¿Durante cuánto tiempo?

Realmente no es fácil saber responder a todas estas cuestiones, ¿Cuánto tiempo tardaremos en empezar? ¿Cuánto tiempo tardaremos en producir nuestro primer prototipo? ¿durante cuánto tiempo vamos a promocionar nuestro producto? … etc. Son muchas más preguntas como estas, que, a pesar de no ser fáciles de responder, debemos calcular todo lo que podamos, para poder conocer nuestro presupuesto y cuanto podemos invertir y nos llegará a costar dicho comienzo.

  • ¿Qué objetivo quiero conseguir?

Más bien conocido como misión y visión de la empresa. Debemos conocer que queremos conseguir y cual será nuestra meta. Sin un límite claro, nuestra idea puede flaquear y llegar a un punto de inflación grave. Con unos límites bien definidos podremos solventar posibles problemas con facilidad y adaptar mejor la idea a posibles cambios o mejoras.

Hemos comentado la base de todo proyecto, la idea. Tranquilo que aún no hemos llegado al final del asunto, esto no es más que una capa superior. Poco a poco iremos indagando más en cómo saber si nuestra idea triunfará y como encaminarla por el camino correcto.

Os adelantaré el tema de la siguiente entrada de esta categoría, un capitulo muy interesante de toda idea y que muchas veces no la respetamos. “Lo que realmente le da valor a una idea, es la gestión que va detrás de la misma. Y esto se logra con un buen equipo que la respalde. Por lo contrario, un mal equipo no llevará esa idea a ningún sitio.” Efectivamente, hablaremos del equipo de trabajo.

Espero que os haya gustado esta entrada. Os recuerdoque esta sección hablaremos de como montar una empresa paso a paso, espero que sea de vuestro agrado.

Nos vemos en la red, un abrazo.

Comparte Este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email